Localizado a la entrada del río Chagres en la provincia de Colón, Panamá. Para llegar al Castillo de San Lorenzo, tendréis que pasar por delante de las mismísimas esclusas del Canal de Panamá, estas son las de Gatún. Es un emocionante puente metálico levadizo para permitir el paso de los buques .

Fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 1980 bajo la denominación de las Fortificaciones de la costa caribe de Panamá, con las fortificaciones de la ciudad de Portobelo. Formaban el sistema defensivo para el comercio transatlántico de la Corona de España y constituyen un magnífico ejemplo de la arquitectura militar de los siglos XVII y XVIII.

Desde aquí “la fortaleza española más antigua del continente americano” se divisa la ruta por donde el pirata Henry Morgan llego a la antigua ciudad de Panamá “La Vieja” en aras de desvalijarla. Esta amalgama de historia hace viajar la imaginación a tiempos pasados, donde los grandes navíos españoles arrumbaban por las aguas de la bahía azul con gran sed de un devenir hacia la conquista y donde el impetuoso río Chagres vivió una época de bonanza en el vaivén de pequeñas embarcaciones atiborradas de tesoros con destinos a la Corona de España.

Actividades

Allí puede realizarse la observación de ruinas españolas, donde se encuentran cañones y murallas originales de la época; además, subiendo a la muralla que mira directamente al mar, se disfrutará de una vista espectacular; también se encontrará una preciosa y tranquila playa, la cual es fácilmente accesible por medio de un sendero. Incluso, es permitido disfrutar de picnics en bancas y mesas hechas con la corteza de árboles, en el área frontal del Fuerte.